Valve desafía a la Comisión Europea: el caso de los bloqueos regionales de Steam continúa abierto