Un extraño bug de Call of Duty: Black Ops Cold War permite a los jugadores “controlar” las nubes