Tras varios retrasos el juego de mesa de Metal Gear Solid ha sido cancelado, pero su autor no se rinde