Sony patenta un sistema que permite a los espectadores de esports controlar la cámara de la emisión