Skyrim recibe 10 años después el mod que no sabías que necesitabas: por fin podéis acariciar perros