Si te agobian los peligros de Rust, tranquilo: un nuevo modo de juego hace la vida un poco más fácil