PS5 supone un cambio de paradigma en el diseño de los juegos, afirma el director de Ratchet & Clank Rift Apart