Por insultos racistas en Call of Duty, un jugador de la NBA es apartado del equipo y se queda sin sponsors