PlayStation está muy interesada en los juegos hechos en Japón y apostará por ellos en sus consolas