Nintendo afirma que quiere trabajar en nuevos juegos y sagas, más allá de Mario o The Legend of Zelda