Los creadores de Hitman quieren que su James Bond sea “un Bond para la industria de los videojuegos”