Josef Fares dice que A Way Out ha vendido casi 3.5 millones de copias aunque “nadie creía en el juego”