Fans de Nintendo Switch crean sus propios manuales para los juegos, añorando las buenas épocas