Esta portada de Zelda Breath of the Wild de un artista de Marvel y DC la querrás colgada en tu pared