El jefe de PlayStation Studios no puede esperar a que los jugadores vean God of War Ragnarok