El campeonato mundial de Pokémon se cancela por segundo año consecutivo: toca esperar a Londres 2022