Cuesta no quedar impresionado con este videojuego cooperativo, que parece una película stop motion