Con las loot boxes de FIFA 21 en el punto de mira, el expresidente de EA Sports sale a defenderlas