Baldur’s Gate 3 va directo al fan de los RPG: pronto podrás ser un druida y es difícil no emocionarse