Aunque no te lo creas, Animal Crossing puede dar mucho miedo e inspirar una película de terror