Asaltar camiones para robar PS5 y más mercancías suena a película, pero está ocurriendo en Reino Unido