Al productor de Pokkén Tournament le encantaría hacer una secuela, pero la decisión no depende de él