La empresa gala detalla en un informe interno todas las consecuencias derivadas de los comportamientos inapropiados.

Ubisoft asume el alto riesgo de perder talentos y mala imagen tras las acusaciones de ambiente tóxico

En los últimos meses nos hemos hecho eco de la polémica que se ha generado en el seno de Ubisoft ante las denuncias de comportamientos tóxicos e inapropiados por parte de los empleados de la empresa, lo que según su CEO Yves Guillemot ha llevado a cambios en la estructura de la compañía. Pero, obviamente, una situación así tiene sus consecuencias y en su documento de registros anuales, la firma gala indica que hay “un alto riesgo de perder o no retener talentos” después de la ola de acusaciones del año pasado.

Ubisoft asume las consecuencias del mal ambiente generado en la empresa el año pasadoAsí lo cuentan desde el portal GamesIndustry, haciendo mención a un documento descubierto por Axios. Estos documentos son habituales y obligatorios en las empresas, para emitir resultados e identificar riesgos. Este escrito mencionaba las acusaciones de cultura tóxica y acoso precisamente en la sección de riesgos. Indicando que han sido hechos que pueden dañar “la reputación e imagen” y dañar el atractivo a trabajar allí. Además de los hechos previamente mencionados.

“En 2020, el movimiento para denunciar comportamientos tóxicos y sexistas dentro de los equipos de Ubisoft provocó la salida inesperada de varios talentos clave”, pone en el documento, que añade que “algunos puestos no se pudieron cubrir de inmediato” y, por lo tanto, resultó en “demoras en toma de decisiones, aplazamiento de gastos o pérdida de rumbo de los equipos implicados”.

Además, también indican que la empresa tiene una “política de tolerancia cero” en este tipo de comportamientos inapropiados, al mismo tiempo que apuntan a que han hecho “todo lo posible por redimir la situación”. Aunque indican que no pueden ofrecer una garantía absoluta de controlar de lleno este tipo de riesgos.

Ubisoft.

Selecciona tu moneda