El conocido diseñador narrativo de sagas como Fallout fue apartado del desarrollo de Dying Light 2 por las acusaciones.

Hace apenas un año que Chris Avellone se veía rodeado por acusaciones de acoso sexual, debido a los testimonios de varias mujeres diferentes, que acusaban al famoso diseñador narrativo de aprovechar su reputación en la industria para acosar de ellas. Acusaciones que le valieron el despido en Techland, autores de Dying Light 2, y un año de poca actividad laboral. Pues bien, tras un año de inactividad, Chris Avellone ha roto su silencio con un comunicado, y una demanda por difamación contra más de 100 individuos, en respuesta a las acusaciones.

Nunca he violado el consentimiento de nadieChris AvelloneEn su extenso comunicado, el escritor de juegos como Star Wars Jedi: Fallen Order relata su versión completa de los hechos, desde su primer encuentro con Karissa Barrows en 2012 -quien inició las acusaciones- hasta los hechos de 2020, afirmando que sus acusaciones se debieron a una mala ruptura sentimental. “Nunca he violado el consentimiento de nadie, nunca“, afirma Avellone. “Incluso la historia de Karissa sobre nuestro encuentro fuera de su habitación del hotel fue consensual. Eso no importó, claro, el resultado de sus acusaciones fue el mismo”.

Dying Light 2 Stay Human

El desarrollador afirma que ha guardado el silencio hasta ahora para “dejar que las voces sean escuchadas“, pero que, dada la manera en la que se desarrollan las discusiones en las redes sociales, “prácticamente nadie saltará a defender a alguien acusado de todas las cosas que Karissa y Kelly [otra acusadora] alegaron […] No es culturalmente apropiado defender a nadie acusado de estas cosas, incluso si las acusaciones no han sido verificadas”. Avellone afirma que hay pruebas y testimonios que desmienten la versión de las acusaciones, y es por ello que ha tomado la decisión de demandar a Karissa Barrows, Kelly Bristol, y hasta a otros 100 individuos sin identificar por supuesta difamación.

Quiero que todo el mundo sepa la verdadChris AvelloneEn sus palabras, compartidas a Kotaku, Avellone afirma que su objetivo con la demanda no es silenciar a nadie, sino “que amplíen lo dicho en sus alegatos, algo que se han negado a hacer, y quiero que todo el mundo sepa la verdad“. Por su parte, los abogados del desarrollador afirman que, debido a estas acusaciones, Avellone “ha perdido su empleo y continúa perdiendo trabajos en una cuantía que se demostrará en el juicio. También ha sufrido vergüenza, mortificación y daño sentimental a raíz de las difamaciones de Barrows”. Y, por ello, solicitan una sanción punitiva proporcionada “que castigue o sienta un ejemplo con Barrows”.

Defiendo mi historia y las del resto de mujeres que han dado un paso adelanteKarissa BarrowsPor su parte, Karissa Barrows afirma, también a Kotaku, que “defiendo mi historia y las historias del resto de mujeres que han dado un paso adelante. Hemos contado la verdad. No tengo la libertad de hablar más sobre la situación en estos momentos debido a motivos legales”. Estaremos atentos a la evolución del caso, ya se tramite la demanda de Avellone y llegue a juicio, o se desestime como un intento de presionar a las acusaciones, en base a la legislación de California. Por su parte, y ya sin Chris Avellone de por medio, os recordamos que Dying Light 2 saldrá a la venta este año, y que esta misma semana se celebrará un evento del juego que promete novedades.

Chris Avellone, Acoso, Abusos, Dying Light 2 y Demanda.

Selecciona tu moneda