Desde Electronic Arts confirma un portavoz que el movimiento estaba previsto desde la compra, que se produjo por 1.200 millones.

Frank Sagnier, CEO de Codemasters y Rashid Varachia, jefe financiero del estudio, dejan la empresa en la que llevaban varios años tan solo cuatro meses después de su compra por parte de Electronic Arts. Así lo ha confirmado un portavoz de EA en declaraciones a Gamesindustry. Las marchas se harán efectivas a finales de mes, tras el lanzamiento de F1 2021.

Los informes reflejan que las salidas “forman parte del plan” inicial tras la compra de Codemasters por parte de EA, pero se han adelantado debido a la velocidad en la que se han integrado en su nuevo hábitat. Codemasters y su estudio Slighly Mad, se han unido al sello de EA Sports, pero mientras los responsables de Project CARS seguirán bajo la dirección de Ian Bell, de Codemasters se harán cargo Clive Moody, vicepresidente sénior de desarrollo de productos de Codemasters y Jonathan Bunney, vicepresidente sénior de publicaciones.

Los líderes de Codemasters se marchan de EA solo cuatro meses después de la compra del estudio

Desde EA indican que este movimiento estaba planeado cuando se hizo la compra de CodemastersDesde EA han escrito un comunicado valorando el trabajo tanto de Sagnier como de Varachia y deseándoles lo mejor para el futuro. Del primero dicen que “desde que se unió en 2014, Frank ha llevado a Codemasters a una posición como un estudio de expertos en carreras de renombre mundial y ha permitido que su talento y pasión de clase mundial por los deportes de motor brille y se destaque en un escenario global. Por otro lado, de Rashid alaban que su “liderazgo financiero de Rashid también ha sido parte integral del éxito de Codemasters, sus contribuciones incluyen impulsar adquisiciones clave, cotizar en el mercado de valores en 2018 y liderar la debida diligencia e integración de Codemasters en EA”.

EA se hizo con Codemasters en diciembre de 2020, tras arrebatárselo a Take Two en el último momento. Aunque la operación se cerró poco después, por una suma de 1.200 millones de dólares, arrebatándole el estudio en el último momento. Como hemos dicho, en unos días se verán los primeros frutos de esta nueva relación con la próxima entrega del juego oficial de la F1.

EA y Codemasters.

Selecciona tu moneda