20.000 dólares para jugar a Flight Simulator: este setup de cabina cuesta más que una avioneta real